NUESTRA HISTORIA

Todo comienza con una idea y cada idea comienza con un problema. Nuestro problema: las gafas son demasiado caras. El costo de reemplazar los anteojos rotos o perdidos es tan, innecesariamente, alto.

Una explicación simple: la industria de las gafas está dominada por una sola empresa que ha podido mantener los precios altos mientras obtiene enormes beneficios de los consumidores que no tienen otras opciones.

Lavunett se fundó para romper esta oligarquía ofreciendo gafas de diseñador de alta calidad a un precio justo. Para abordar este problema, simplemente estamos eliminando a los intermediarios: al diseñar nuestros anteojos internamente y atenderlo directamente, podemos ofrecerle anteojos de alta calidad, de diseño moderno y centrados en los detalles, que incluyen lentes recetados a un precio justo. De nuestros artesanos para ti con cariño. Este es nuestro secreto.

Creemos que comprar gafas debe ser fácil, dejarte feliz y con estilo, sin que tengas que gastar una fortuna. También creemos que todos tienen derecho a ver y esa es la razón por la que por cada par que vendemos también donamos un par a alguien que lo necesite.